Ayer te vi, necesitaba hacerlo y no fue casualidad. Te busco desde la última vez y lo hago en cada sonrisa, en cada mirada perdida, en muchas manos, en cada rubia y hasta en mi almohada, pero no te encontraba hasta que te vi ayer...

A que no me dejas

Comentarios

Siguiente entradaEntrada más reciente Entrada anteriorEntrada antigua Página principal

0 comentarios:

Publicar un comentario