Ayer te vi, necesitaba hacerlo y no fue casualidad. Te busco desde la última vez y lo hago en cada sonrisa, en cada mirada perdida, en muchas manos, en cada rubia y hasta en mi almohada, pero no te encontraba hasta que te vi ayer...

Mi caballo de cartón

Comentarios


Llueve y el olor a tierra mojada me trae los recuerdos de mi niñez,
 de aquellos arboles que nos protegían con su buena sombra y cercaban nuestros juegos.
Recuerdos..., tantos tengo...
Mi pequeño y querido cuarto, aquel pupitre, mi maestro.
Mis amigos, Manuel, Pablo, Antonio y tantos...
El gorrión que cada tarde picoteaba de mi pan con aceite y azúcar.
Mi primera novia, mi primer beso, mi caballo de cartón.
¿A donde fue a parar mi caballo de cartón?... aquel rincón donde jugaba,
el tiempo lo borra todo y de aquello no queda nada

Siguiente entradaEntrada más reciente Entrada anteriorEntrada antigua Página principal

0 comentarios:

Publicar un comentario