Ayer te vi, necesitaba hacerlo y no fue casualidad. Te busco desde la última vez y lo hago en cada sonrisa, en cada mirada perdida, en muchas manos, en cada rubia y hasta en mi almohada, pero no te encontraba hasta que te vi ayer...

El mundo en tus manos

Comentarios

Menos cuarenta y dos y contando... 


No fue nada premeditado, de hecho el corte de la luz fue algo que ni siquiera debía haber ocurrido. Todas las facturas estaban al día pero un pequeño error en el nombre al contratar con la compañía eléctrica  hizo que pensaran que la misma les hubiera cortado la luz durante ese día, ¿un solo día?.
Cinco amigos convivían en un piso compartido, pero solo eso, convivían.
Cada uno conocía sus tareas, lo mismo que se limpiaba todo casi a diario, que los vasos al momento, porque estaban justitos.

Como cuento todo fue por casualidad y nunca había ocurrido algo por el estilo, hasta que ese día desapareció la luz. y alguien dijo:

 - ¿Tenemos velas?

 Pero nadie contestó. Todo el mundo seguía con sus cabezas agachadas delante de sus ordenadores y smartphones, pero llegó el momento en que la batería de todos esos aparatos se acababa y la luz no volvía.

 De nuevo alguien volvió a preguntar:

 - ¿No tenemos velas?
 - Creo que si, contestó Gabriel...

Buscaron y rebuscaron en los cajones, pero no apareció ni una sola vela o linterna.
Uno de ellos pensó en bajar al bar de abajo, pero entonces descubrieron que el apagón era general y por supuesto no podían satisfacer sus necesidades, ni en el bar ni en ningún sitio.

No se sabe ni como, pero alguien inició una conversación.

 - Chicos, ¿que hacemos si no vuelve pronto la luz?

 - No se, dijo Yun, que de español estaba muy cortita.

De repente, todos ellos empezaron a hablar, de sus cosas, de sus novios, de como estaba el país, de política... vamos, de lo que nunca antes habían hablado. Fue en ese momento cuando se dieron cuenta de todo lo que se habían perdido. Tanto tiempo juntos y ni siquiera se conocían.

 Laura, Fran, Anna, Yun, Gabriel y Nica, al fin entendieron que era el momento.



No me preguntéis como empezó todo, aunque si se como acabó, fue el principio y el fin de toda la historia de la humanidad tal y como era conocida, todo gracias a cinco amigos que comenzaron a entenderse...

Cuarenta y dos años después  el mundo ha cambiado mucho desde que cayó la primera bomba, todo lo que se, es lo que me han contado mis mayores, aunque voy a intentar resumiroslo un poco.

Mientras, espero a la bomba definitiva, tan mortal, que terminará con todo el planeta.

Menos cuarenta y uno y sigo contando...
Siguiente entradaEntrada más reciente Entrada anteriorEntrada antigua Página principal

0 comentarios:

Publicar un comentario